Bogotá: El Cielo

Dentro de un restaurante en la Zona G de Bogotá es posible trasladarse a los cafetales colombianos, a la cocina de mamá durante el desayuno y al Caribe del vallenato.

El restaurante El Cielo, con el chef Juan Manuel Barrientos a la cabeza, se vende como una experiencia gastronómica para todos los sentidos. Esto no está lejos de la verdad: la comida, que fusiona los platos estrella de la gastronomía colombiana con tendencias importadas, hace que la degustación de un plato involucre la vista, el olfato, el tacto y el oído.

Como muestra: al llegar, los meseros te exhortan a lavarte las manos con hierbas, donde sobresale el jazmín, invitándote a disfrutar de su textura y su olor. Estos meseros terminan siendo tus guías sensoriales para el menú de muestra de 15 platos. Te explican, con la llegada de platos coreografiados, que la música que suena es vallenato, o que las velas que acompañan a uno de los servicios hace alusión a una tradición local y que debes pedir un deseo al encenderla; o te indican cómo cortar el buñuelo de avellanas que protagoniza la sopa llamada El Desayuno, un plato que te transporta directamente a la cocina de mamá por las mañanas.

Ahora, uno de los momentos más increíbles de la velada se da cuando los meseros van colocando plantitas de café en macetero, junto a unos envases aromatizados con vainilla; de ahí iniciaban la preparación del café con un colador campestre y, a medida que se iba colando y subiendo el olor, derramaban nitrógeno sobre la mesa. “Ahora pueden sentir que están en un cafetal en la madrugada”.

Probar el menú de muestras de El Cielo no es cenar: es realmente absorber a Colombia por todos los sentidos.

[Dirección: Calle 70 No. 4-47, Zona G, Bogotá]

Foto: Gabriela Aybar

DECORACIÓN 4
AMBIENTE 5
COMIDA 5
UBICACIÓN 5

VEREDICTO

¡Imperdible! La filosofía del restaurante explica que “a pesar de que nuestro trabajo es efímero, nuestra razón de ser es robarle el corazón y una sonrisa, para que nos recuerde toda su vida”. Lo logran con creces.

4.7
Bogotá: El Cielo

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *