Boston – Ostra

Nuestra vicepresidenta es amante de las ostras. Este restaurante en Massachusetts se llama literalmente “Ostra”. ¿Hay que decir algo más?

ostra_boston

Si han seguido las entradas anteriores de nuestra vicepresidenta, Ana Santelises —por ejemplo, esta de una escapada a Burdeos con su esposo—, sabrán que es amante de las ostras. En un viaje reciente a Boston con su familia, buscando recomendaciones para cenar cercanas al hotel Lowes donde estaban alojados, dio con un restaurante llamado, tal cual, Ostra.

No hubo que convencerla demasiado para ir.

Allá, de la cocina abierta salieron dos servicios de ostras que venían con salsa roja, vinagreta, tabasco y limón —buenísimas— y un tartar de salmón —el favorito de ambos entre las opciones de tuna y hamachi—.

Sin embargo, hubo un plato destacado por encima de todo: la lubina a la sal. Acompañada de unos gnocchi con langosta que pedimos y un regalo de la casa, un plato de hongos salteados, la lubina sencilla con aceite de oliva y sal “es de los mejores pescados que mi esposo Mario ha comido en su vida”, dice Ana. “Todavía aquí en Santo Domingo vive mencionándolo, y lo saborea”.

En honor al nombre del establecimiento, las ostras estaban muy, muy buenas… pero juzgando por la experiencia tan positiva que tuvieron con el pescado, quizás en un futuro deberían cambiárselo a Lubina.

Fotos: Ostra y Ana Santelises de Latour

COMIDA 5
AMBIENTE 4
DECORACIÓN 5
UBICACIÓN 5

Verdict

4.7
Boston – Ostra

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *