Las dos caras del Grand Palladium Punta Cana

Nuestra asesora Leidy Cepeda estuvo en el Palladium en pareja y, unos años después, en familia. Así conoció dos versiones impresionantes del resort.

POR: Leidy Cepeda

La primera vez que fui al Grand Palladium Punta Cana Resort & Spa fue hace dos años, por un aniversario de bodas. Este complejo hotelero está en realidad dividido en tres espacios contiguos: el Palladium Bávaro, el Palladium Punta Cana y el Royal Turquesa, que tiene un área reservada exclusivamente para adultos —y ahí nos hospedamos mi esposo y yo—.

Para que entiendan la atención al detalle que prestan en el servicio, no sé cómo lo hicieron, si con magia o con un minucioso listado de check-in, pero cuando mi esposo y yo arribamos al lobby ese día, nos recibieron por nuestros nombres.

Ya en las habitaciones, todo es relativamente privado: la nuestra tenía acceso a una piscina, y los huéspedes del Royal Turquesa teníamos a disposición un restaurante de comida internacional solo para nosotros, así como bares privados. Recomiendo esta sección a las parejas por un tema de privacidad y descanso: para ir a descansar y relajarse, no hay shows de entretenimiento —para eso, si se desea, puede uno desplazarse al Palladium Punta Cana— ni niños por parte.

Palladium_Royal_Junior_Suite

Palladium_Romance_Suite

Palladium_Junior_Suite_Deluxe

Palladium_Restaurante_Royal_Gourmet

En mi segunda visita al complejo, sí habían niños por doquier —de hecho, yo llevaba el mío—. El Palladium Punta Cana está pensado con los chiquitos en mente: tiene un área de juegos bajo aire acondicionado totalmente habilitada para ellos, pensada a su escala. Eso significa que todo, desde las mesitas, hasta los baños, hasta la canchita de fútbol y las casitas son a escala niño. Mi hijo tiene dos años y medio, y yo que pensaba que iba a tener problemas para entretenerlo en un resort, como ellos tienen tantas opciones de pensadas para niños en esa zona, mi gran problema fue sacarlo de ahí. ¡No quería irse!

Y ahí no termina: nos entregaron un carrito para poder montar a mi hijo, para que hasta el desplazarnos entre la habitación y el restaurante fuese una aventura para él. Tras probar las opciones infantiles en el menú de comida internacional —y ojo, que cuando uno de los restaurantes especializados que escogimos durante la estadía no tenía menú para niños, los camareros amablemente se trasladaron a otro restaurante para buscar una orden para mi hijo—, mi hijo decidió que su nuevo lugar feliz en el mundo era el área de la piscina, con un barco y fuentes saltarinas. Creo que salió todo arrugado de ahí, porque nunca había durado tanto en una piscina. ¡Ese lugar es mágico!

Palladium_Junior_Suite_Bavaro

Palladium_Ninos_2

Palladium_Ninos_1

Palladium_Arrecife

Si desean conocer la cara relajada del complejo, no duden en contactarme para proveerles información sobre el Royal Turquesa. Y si desean conocer las nuevas habitaciones remodeladas del Palladium Punta Cana e informarse un poco más sobre las opciones infantiles del hotel, ¡para eso estamos! Pueden llamarnos al (809) 563-4631 o escribirnos aquí.

Fotos: Cortesía del Grand Palladium Punta Cana Resort & Spa

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *