Ilili: Comida que vale la fila

En la mentalidad del neoyorquino, si en un lugar no hay fila ni hay que luchar por espacio, entonces no vale la pena. Para muestra, un cajón: el Ilili Box. 

Con tantas opciones de comida y ambientes que hay en Nueva York, ¿a quién se le ocurriría hacer fila para comprar un plato? Pues, a mucha gente: con tantas opciones, es lógico que se eleven las exigencias de nuestros paladares, y paguemos en tiempo y en dolor de pies el precio de consumir las mejores ofertas gastronómicas posibles. Por ejemplo: el Box de Ilili.

POR: Jean Santelises

 

Cuando pasen por Eataly, no olviden conocer esa otra oferta del Mediterráneo en los alrededores del Madison Square Park. Me explico: aunque el enorme imperio italiano tiene una reputación fantástica bien ganada, también la minúscula cajita de Ilili, una joyita que ofrece creaciones libanesas de autor para llevar, derivadas del menú de su restaurante original ubicado en la Quinta Avenida.

Ubicado cerca del edificio Flatiron, la cajita ofrece las versiones del chef libanés Philippe Massoud de manoushe (pita horneado con zaatar y aceite de oliva), shawarmas de pato y cordero, y sandwiches de falafel al estilo coreano.

¿El resultado de estas creativas fusiones? Vale la pena hacer la fila que se forma constantemente alrededor de la cajita.

Para más información sobre menú, ubicación y horarios, visita la página del Ilili Box aquí

Foto: Katingo Haché de Santelises

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *