Milán – Dry

En Roma haga como los romanos… pero en Milán, haga como los milaneses y tome un aperitivo a las 7:00 p.m., preferiblemente en un bar como Dry.

Las malas lenguas dicen que los milaneses solo viven para trabajar –por lo general, esas malas lenguas vienen de ciudades más al sur de Italia, a quienes la ya legendaria entrega laboral de los lombardos les parece salida de otro mundo–. No vamos a decir que es necesariamente mentira, pero sí vamos a decir que los milaneses han encontrado la forma de divertirse alrededor de ese trabajo incansable… por ejemplo, son fieles al aperitivo, ese juntecito para tomar un trago y relajarse que tiene lugar directamente después del trabajo, todavía en sacos, corbatas y zapatos de tacón.

Uno de los mejores lugares para tomar el aperitivo en la ciudad es Dry, un bar que abre a las 7:00 p.m. y desde las 6:30 p.m. ya tiene fila afuera. Ubicado en la Via Solferino en el vecindario de Brera, cerca de la Moscova, Dry es conocido por sus cócteles casi de autor y sus pizzas personales que se derriten en la boca.

Mientras se comía la focaccia con prosciutto y asiago y la pizza de Lardo Stagionato –albahaca, queso Grana Padano y pimienta de Sarawak–, todos exquisitos y para soñar con ellos 300 veces, también caían los comentarios de los demás comensales, pues Dry utiliza asientos comunales. Entre las perlas escuchadas en boca de los milaneses presentes: “Tinder es mi entrenador personal”, dijo uno dentro de un traje impecable, o “Por lo menos no soy romana”, le dijo una rubia a su compañera. Puede que las picaderas sean buenas y los tragos también –muy recomendado el Funky Rooster Cobbler, un cóctel de ginebra y Rosa Cocchi que lleva una cereza marraschino dentro de una canasta de hielo — pero en Dry, definitivamente, uno también va por el ambiente.

Foto: Dondup

DECORACIÓN 4
AMBIENTE 5
COMIDA 5
UBICACIÓN 4

VEREDICTO

4.5
Milán – Dry

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *