De noche en Nueva York: Vandal y Lavo

En esta sección les hemos dicho qué hacer en Nueva York antes del atardecer. Gracias a las recomendaciones de Jean Carlos Villanueva, acá tienen dos opciones para la noche.

viajes_alkasa_lavo_nueva_york
POR: Jean Carlos Villanueva

En entradas anteriores de ALKASA-196 les he recomendado dónde comer riquísimo y dónde instagramear de lo lindo en Nueva York. En un viaje reciente a la ciudad decidí aprovechar las noches en lugares donde la chulería del ambiente y la buena mezcla de las bebidas se disfruta mejor en persona que por Instagram. ¿Mis favoritos? Acá van dos: Vandal y Lavo.

GENTE CON FLOW: VANDAL

Yo había intentado en una ocasión anterior conseguir una reservación en Vandal, pero no lo había logrado. Esta vez mis amigos y yo teníamos esa cita hecha con seis semanas de antelación, para no dejar nada al azar. Eso sí: aun con la reservación, ¡duramos 45 minutos esperando en fila!

Pero valió la pena: de los creadores de Tao, Vandal es un revoltijo que tiene una diversidad de comida callejera global, y en sus dos niveles hay bares, lounges, un restaurante y un jardín. ¿A qué me refiero con “comida callejera global”? Nosotros comimos desde un mofonguito hasta un pretzel con filete tártaro encima.

Desde nuestra mesa, aun con las luces bajas veíamos gente con su flow, tirando todas las telas, camino a la discoteca debajo —un DJ la había alquilado para hacer una fiesta abierta al público, y llovía gente linda—.

¿Conclusión? Si van a estar por la parte baja de Manhattan —el local está en el Bowery—, hagan sus diligencias para ir a Vandal.

vandal_nueva_york

COMIDA CON FLOW: LAVO

Lavo tiene el mismo concepto de entretenimiento de Vandal —espacios juntos y casi revueltos—, pero en este caso el menú es italiano. Si me conocen, saben que casi me morí con los gnocchi, el albondigón y el pastel enorme de chocolate y mantequilla de maní que comí. Todo, absolutamente estaba delicioso.

Mientras bajaba los platos con un prosecchitto mis amigos y yo escuchábamos la buena música que señalaba hacia la discoteca en el primer piso y, al igual que Vandal, veíamos pasar gente que dejaría tullida a Anna Wintour. Eso es porque, entre los dos lugares, Lavo en la calle 58 es el más elegante —y la gente y sus clósets lo saben—.

lavo_nueva_york

Acá les dejé dos opciones, ambas muy, muy recomendadas. ¡Ah! Y para que no pasen trabajo con las reservaciones, díganle a nuestros amigos en Viajes Alkasa que hagan su magia.

Fotos: Cortesía de Jean Carlos Villanueva

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *