En el salón United Polaris

Visitamos el salón que la aerolínea inauguró hace unos meses para los pasajeros de cabina premium en el Aeropuerto Internacional Chicago-O’Hare

lounge_polaris
POR: Katingo Haché de Santelises

United Airlines recientemente relanzó su cabina premium, la Polaris, y con ese cambio también vino el primer salón de la aerolínea para los viajeros de esa sección, ubicado en el aeropuerto Chicago-O’Hare.

En un viaje reciente a la ciudad junto a Laura Mallén, la gerente general de la aerolínea en República Dominicana, conocí de cerca el salón y quedé encantada. Este espacio Polaris, inaugurado en diciembre del año pasado, está pensado para ofrecer un lugar de descanso a los viajeros de vuelos transpacíficos y transatlánticos. Viendo todas las amenidades que tiene, pensé en nuestros clientes Alkasa que hacen escala en Chicago para ir a destinos en Europa o en Asia.

Aparte de los cubículos abiertos y las zonas de lounge per se, uno de los servicios más utilizados es la ducha, pero con un toque Polaris: los viajeros pueden solicitar un lavado express de su ropa, para que esté lista tan pronto salgan del baño. No sé cómo lo hacen, pero tocando un timbre, en 15 minutos la ropa reaparece por una puertecita limpia, reluciente y planchada.

Aparte, dependiendo del tiempo de la escala, muchos ejecutivos reservan una cama para descansar —y aprovecho para decir que en sus vuelos transpacíficos United ofrece una estadía complementaria en un hotel cercano en caso de que no haya una conexión dentro de un tiempo prudente—. Un detalle: si se fijan, verán que los textiles, desde las almohadas hasta las sábanas y los antifaces para dormir, son de Saks Fifth Avenue.

También tienen un buffet y un menú a la carta, donde se pueden solicitar opciones para desayuno, almuerzo o cena —yo estuve de visita durante la hora de almuerzo y vi un viajero probando un salmón que se veía espectacular—. Además, para esos viajeros frecuentes que realizan escalas en el Chicago-O’Hare también hay casilleros de vino disponibles, para guardar sus botellas favoritas y maridarlas con los platos solicitados. Pero para quienes deseen disfrutar de un cóctel o una copa, también hay una carta de bebidas en el bar, bien diversa.

Fuera de todo esto, mi servicio favorito es quizás el toque humano: un conserje está disponible para hacer recomendaciones de lugares y restaurantes a visitar no solo en Chicago, sino también en la ciudad de destino final.

¿Y mi detalle favorito? La impresionante instalación luminosa que han colocado en la entrada, donde con cientos de lucecitas han recreado las calles y el horizonte de rascacielos de la ciudad de Chicago.

Si no visitan el aeropuerto de Chicago con frecuencia, no se preocupen: la clase Polaris ha sido un escándalo, y en respuesta a eso United tiene planificado expandir esas amenidades a los aeropuertos más utilizados, comenzando por Newark durante el primer trimestre de 2018, junto a San Francisco, Los Ángeles, Washington, Houston, Londres y Tokio. Así que, si hacen escala con frecuencia en uno de ellos y tienen preguntas sobre todas las amenidades de la clase Polaris y el salón, ¡no duden en contactarme aquí en Alkasa!

Fotos: United Hub, Katingo Haché de Santelises y Laura Mallén

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *